::frescota::

UN SUEÑO

Soñar por soñar. O no. Pero me gustaría mucho que una asignatura obligatoria fuese vivir una temporada solos. Tendría que estar subvencionado. Tendría que ser en todos vocacional pasar ese trago en la vida para evolucionar como uno solo puede y sabe hacer. “Ser felices para hacer felices “ sería el nombre de esa asignatura. Trataría de investigarse durante un tiempo, sacando a la superficie nuestro yo real. Enfrentándonos a nuestras sombras para sacar nuestra luz a relucir. Sería todo mejor, la empatía, la compasión vista como amor más visión, e incluso la aceptación de todo sería innata, sería como la lengua materna.

Con la asignatura, vendría asignado un rincón, hogar, en tu cuidad. De los más bonitos, donde refugiarte y absorber ese duro trabajo. Dónde el sol reluciese y despertases cada mañana agradeciendo, automáticamente, el poder despertar ahí. En ese espacio habitarían las plantas, dando fuerza y color a la rutina. Y pensarías estar en el mejor sitio del mundo. Soñar por soñar, o no. La asignatura tal vez la impartan en alguna universidad, algún día. Pero ese rincón lo tengo, está en la calle Padilla.

Es un sitio que llama a la paz y al autoconocimiento. Tiene 50m2 y una terraza de 25m2 con vistas a la Sagrada Familia. Es precioso. Luminoso, acogedor y estiloso.

Tiene una habitación con baño abierto. Todas las estancias exteriores, la terraza de madera impecable. No hace falta soñarlo…está aquí y es precioso.

Flecha divisoria