::frescota::

UN CLARO PROPÓSITO

Que momento más dulce cuando te enseñan el concepto claridad de propósito. Más aún cuando lo integras en tu ser y lo conviertes en parte de ti.

Claridad. En una habitación, por la mañana, en tu mente, en el pensamiento o en tus emociones. En la claridad no entran las sombras, es ese estado tranquilo en el que simplemente entiendes Matrix y no supone ningún esfuerzo la ecuación.

Propósito. Es idea de algo que quieres conseguir y/o mejorar. Un objetivo físico, laboral o simplemente de organización.

Cuando el propósito sale únicamente de nuestra cabeza, al menos en mi caso, no suele dar los frutos deseados. O sí, pero te cuesta un esfuerzo que a veces es peor que el fin en sí. Véase yo misma intentando ir al gimnasio. Ni fuerza de voluntad ni que regalen algo allí, no hay manera de poner en marcha mis piernas. Eso si, el propósito está. Como no hay claridad lo único que recojo es el cobro mensual y un automachaque por no ir y ser una vaga.

En cambio, cuando se juntan las dos…es el nirvana. Claridad de propósito. Cuando éste no supone esfuerzo, cuando la “ecuación” simplemente es encontrarte por amor al arte en tu clase de zumba como si fuese innato. No es saber lo que necesitas, es SENTIR lo que QUIERES.

Pues creo de todo corazón que para llegar a esa claridad de propósito vital hay que estar en un entorno concreto. En uno que te arrope, te de seguridad y tenga por si mismo claridad. Para que puedas respirar cada mañana y recordar no tu propósito, sino la búsqueda de claridad.

En este ático dúplex creo que lo podréis hacer. Son 55m2. En la primera planta tiene un recibidor con armarios, un aseo de cortesía, salón comedor con la escalera, cocina y terraza. La cocina es pequeñita pero viene equipada. Arriba hay una habitación doble con armario y terracita, un baño con bañera ( al que van a poner una mampara nueva) y una habitación individual que, aunque da a patio, recibe mucha luz.

Está en un edificio con portero y parking en finca ( aunque no incluido). Tiene aire y calefacción por conducto central, así que está muy bien climatizado.

Y mucha…muchísima luz! Os encantará.

Flecha divisoria