::frescota::

THE GOOD BOY

Caminante no hay camino, se hace camino al andar. Eso dicen. Desde luego que crear y meterle ganas al asunto siempre abre los caminos a tu paso y te descubre nuevos horizontes. O te redescubre. No hay mejor sensación que esa plenitud en la que no cabes y te dejas llevar. Bailas, y disfrutas. No es el nirvana, puesto que siempre vuelve un reto, pero si es un mirador en la subida, que te deja coger aire, respirar y venirte arriba.

Es justo en ese punto cuando la creatividad brota por tus poros y decides jugar a esto de la vida y arriesgar para transmitirle al mundo tus más profundos deseos.

Y eso le pasa a este hogar. Sus propietarios están en ese punto, y los que lo reformaron también. Ambos han juntado su momento para crear un espacio cálido y acogedor. Un espacio perfectamente acabado, estético y preparado para arropar a aquel que lo necesite.

Está reformada con el concepto Wellness, promocionando bienestar y confort a las familias que los habitan, Materiales y técnicas que cuidan la salud sin sustancias nocivas. El aire acondicionado tiene filtro anti polución, la encimera mata bacterias y la pintura neutraliza Co2. Es un hogar creado con consciencia, y eso se nota en el buen rollo que da.

Tiene 80m2, 3 habitaciones, una doble con ducha y que da a patio de isla, otra doble interior a patio de escalera y una individual tipo vestidor que da a este mismo patio. Un baño completo en el pasillo y otro de cortesía. Y la zona de día… una delicia, cocina abierta a salón y comedor. Realmente da gusto tener pisos así, os encantará.

Flecha divisoria