::frescota::

SUITE HOME

Decía mi sabia abuela que cuando viajas, el hotel al que vas tiene que ser siempre un poquito mejor que tu casa. Que parte de la experiencia es el sitio dónde duermes. No hace falta hablar de lujo, sino de caliu, de estilo, de confort o lo que cada uno crea que supera su propia vivienda. Es un sentirse mimado. Es un premio extra.

Es una filosofía que aplico, me gusta saborear diferentes ambientes cuando investigo mundo. Pero también me gusta ver, con el tiempo, que nada supera mi hogar. Que volver es aún mejor. Y que el viaje no solo es coger el avión, sino el día a día y su rutina. Por eso creo que lo más importante es que cuando llegues al hogar te sientas arropado y mimado. Que te puedas reponer de tu viaje.

Y así creo que me sentiría en este cálido hogar. Sus telas, su luz, los materiales, el portal…todo es gustoso. Tiene unos 65m2. Al entrar una habitación interior individual con mesa y armario, perfecta para despacho. Seguido el salón comedor con cocina abierta ( equipada con lavaplatos y nevera) y una habitación doble con armarios y el baño, de tamaño medio/grande y con una buena ducha y armario de lavados y limpieza.

Viene amueblado con mucho mimo como podéis ver. Lo que destacaría de este piso es, sobretodo, la atmósfera y el caliu que desprende. Tiene algo que te arropa y te hace sentir mejor que en cualquier suite.

Hay un parking justo enfrente y la portería es de fácil acceso. Todo está nuevo, la verdad da gusto.

Flecha divisoria