::frescota::

SUBIENDO AL CIELO

Hay un mundo mejor en Barcelona. Un mundo secreto. Un clan en el que prima el bienestar, el silencio, la luz, la calidad de vida y la estética. Ese en el que el café de la mañana no es un mero café, sino el mejor de la ciudad. El silencio no es silencio, es la ausencia del todo. Tu micromundo en el que no hay nada feo, todo respira un halo de belleza que hace que tu día mejore. Ese en el que todos los materiales son nobles y bien pensados, creando una harmonía a tu alrededor y diferentes texturas y olores.

Hay un mundo mejor. Justo ahí, este precioso ático reformado con tanto gusto que no tengo palabras. 65M más terracita gustosa de buena energía, con una habitación doble que conecta con una zona abierta de con armarios y un baño con el que sueño desde que estuve. Mirad la ducha. Todo el suelo de madera bonito, y ventanas en cada estancia y rincón de la casa. Una monada. La cocina, perfectamente equipada con lavaplatos, horno, micro, fuegos de gas, lavadora y mucho almacenaje y estéticamente perfecta.Abierta a salón y justo en la salida a la terraza, para que no haya un dentro y fuera. Me imagino viviéndolo este veranito, tomando el sol oyendo el silencio.

Eso si, para subir al cielo se necesita una poca de gracia, y una escalera. Es un cuarto sin ascensor. Pero vale la pena todo. Un hogar muy recomendado, de nuestros preferidos sin duda.

Para los que queráis vivir una buena experiencia cada día, os encantará.

Flecha divisoria