::frescota::

PURA ADRENALINA

-Es perfecto -dijo achinando los ojos y con cara de pura certeza-. Me lo quedo.

Y es que ese perfecto hogar de 61m2, reformadito y en pleno centro era lo que necesitaba. Estar y no estar, canalizar la necesidad de adrenalina para combatir el aburrimiento empezando de cero el guión, su guión. Y es que esa es la ventaja del centro de Barcelona, que vives cerca de todos los de siempre, pero nadie te conoce.

 

Su nuevo hogar tenía una gran habitación a patio de manzana, una zona intermedia de cocina y baño donde corría la brisa, y un salón con otra habitación colindante individual perfecta para montar su rincón de trabajo. Lo iba a hacer, esta vez sí. Se acabó el aburrimiento, ahora vivía en un nuevo mundo perfecto para inspirarse. Salió al balcón y sintió esa adrenalina que tanto buscaba, había hecho una buena inversión no sólo económica sino emocional. Carmen era libre de toda creencia anterior, volvía a empezar. Justo ahí recibió la llamada de su amiga.

 

-Lo he encontrado! Es mío! Vamos a tomar algo y me cuentas lo de Héctor?

Flecha divisoria