::frescota::

PREMIO FAD 1974

Hay momentos en la vida en los que encuentras el equilibrio. Lo sientes, sabes que en ese instante nada puede moverte, pues tienes todos los pilares al unísono. Cuando se instala parece que la capacidad vital aumenta también. Sabes a lo que me refiero,no?

Yo hoy lo he encontrado en versión hogar. ¿Cómo os transmito esto para que captéis, realmente, lo que significa este espacio? Empezaré por deciros que ganó el premio FAD de 1974, y lo firma Josep Lluís Sert, un grande de nuestra tierra, querido en el extranjero y, como dato que me tiene ciega, trabajador y amigo de Le Corbusier, ese hombre de gafas redondas que hizo que, ya de adolescentes, se nos pusiesen los pelos de punta mientras nos explicaban sus obras. Apuesto que más de uno decidió por aquel entonces su carrera de arquitecto y/o interiorista.

Con esos datos ya entenderéis a qué nos enfrentamos. Materiales de la arquitectura moderna. Olvidaros de los hidráulicos, el ladrillo, las bigas y eso. También de los parquets industriales y los cortes clásicos. Abrid la mente. Aquí llega el perla. Hormigón, obra vista, formas y luz. Funcionalidad con estética escueta y ese punto decadente que te recuerda a tu juventud rebelde. Cómo me pone. Menos es más. Amén. Porqué no se hacen las cosas así? ¿Cómo se debe sentir el llegar con tu compra y entrar en ese portal? Elegirle la reforma y muebles adecuados tiene que ser un sueño. Esto sí que no se ve cada día.

Dónde está el equilibrio? En que, por lo que veo en toda Barcelona, la zona alta está cerca de los coles, de las salidas a rondas etc. Es cómoda. Pero a mi me daba sensación de demasiado clásica, me faltaba siempre algo. Hasta hoy. Y aquí viene el equilibrio. En que puedes vivir rodeado de bosques, en zona alta y en un escenario arquitectónico que ni en el mejor de mis sueños. Puestos a soñar, me la reformaría con AV62 y me dejaría querer por todas las tiendas de muebles habidas y por haber.

Puedes no renunciar a nada por una vez. Ésta es la opción para comprar piso en Barcelona. Equilíbrate a diario. Ah, se me olvidaba… tiene 260m2 y 30 de terraza/jardín. 4 habitaciones dobles grandes, 3 baños, 1 aseo. Zona de lavados… Como os decía es un piso con necesidades clásicas, en un entorno verde y una estética de lo más puntera. Tampoco le fata el portero 24h, dos plazas de parking tamaño camión, trastero, salón de eventos y una zona comunitaria con piscina de la que no saldría en toda la temporada de calor.

Amén, os va a encantar.

Flecha divisoria