::frescota::

PAZ INTERIOR

Pocos de nosotros busca piso sin mencionar como condición una terraza o espacio exterior. Incluso sucumbimos a terrazas con algunos metros de piso por cumplir ese sueño de plantar un poco de albahaca y tomar el sol entre semana a la hora de comer cuando aprieta el calor. Eso es lo que nos da paz y sensación de libertad. Respirar y sentir que no estamos encajonados.

Pero aveces no nos damos cuenta que, sea de un hogar o de una persona, la paz se encuentra en el interior. Si está hecha con buenos materiales, bien distribuida, luminosa, con corriente de aire para ventilar, robusta, con espacio vital para sus componentes y bajo las leyes del feng-shui como esta maravillosa vivienda, no solo no echarás de menos un exterior, sino que llevarás tu hogar siempre tan en ti, que solo tendrás que bajar a la calle para tomar el sol o una cañita veraniega. Eso si, siempre tendrás un hogar cálido y amplio al que volver, con todas las comodidades y un ambiente gustoso donde los haya. En este caso, hemos traído lo mejor del exterior al interior. Luz, madera y brisa fresca.

115m2 en un cuarto real sin ascensor, da a la calle Marqués del Campo Sagrado por un lado y a patio de isla por otro. En ambos casos mucha luz y mucha privacidad. Tiene dos habitaciones. Una por la que entras a través de un gran vestidor y otra doble exterior con mucha luz también. Todos los cerramientos de la casa son de madera con doble cristal y seis anclajes.

La cocina está hecha con detalles de madera y viene equipada con electrodomésticos Bosch que no tienen ni un año. También se quedan los sofás hechos a medida en la casa y una cama sin estrenar. El baño tiene una gran ducha y hay un aseo de cortesía a aparte. Ah! Y una gran despensa. Lo tiene todo..de verdad. A nosotros nos encanta.

Flecha divisoria