::frescota::

Love is in the air

A parte de que sean bonitos o feos, modernos o rústicos, de lujo, bohemios, de tu estilo, del del otro… los hogares tienen algo que, aunque en las visitas no lo veis, yo sí; sus dueños y lo que desprenden. Y a veces es la garantía de lo que vas a tener.

Tras subir unos pisos de escaleras (a los que podría acostumbrarme fácil por ese ático) me recibe una gran sonrisa. Respiro y de repente me doy cuenta de cuánto me gusta mi trabajo. Nunca había tardado tanto en hacer unas fotos, pero es que se estaba tan a gustito. Estaba el hijo, el hermano y la madre de la propietaria! Todos apoyándola. Divertidísimo. Conversación más que fluida, risas, muchas risas y disposición a ayudarme en lo que andaba yo haciendo. Una pasada. Este ático de dos habitaciones desprende AMOR. Y me encanta.

Está cuidado al detalle, tiene una fantástica terraza, dividida por una ventana corredera, que crea una zona de invierno que debe ser la maravilla de las sobremesas tras una barbacoa al frío. Detalle, con vistas a Montjuïc. Tiene dos habitaciones y un baño de tamaño normal pero cuidadito y nuevo. La cocina hace las mil maravillas. Espacio muy amplio, con muy buenos electrodomésticos y vistas de esas que tanto me gustan a mí de la ciudad.
Disfrutar de una reunión en esa cocina tiene que ser un deleite.

Pienso que es un hogar de los que carga pilas… aquí os lo dejo, espero que os guste.

Flecha divisoria