::frescota::

La magia de Clara

Paseando el otro día por la zona me di cuenta de lo que anhelo el silencio en Barcelona. A veces me falta… me sobran coches y motos. Mientras buscaba la ya ansiada sombra a estas alturas del año, me di cuenta cómo en cuestión de meses están floreciendo bares, comercios, restaurantes y todo tipo de servicios cuidados al detalle, compartiendo el aire con los de toda la vida. Y el mercado de Sant Antoni, claro…uno de nuestros emblemas que en nada estará vivo otra vez.

Cada día me gusta más esta zona, y cada día que pienso en este piso que conozco bien pienso en vosotros. En aquellos buscando un poquito de calma y sarao a la vez. Estética y luz mezcladas en el meollo de esta gran ciudad que tenemos.

Por fin ha llegado, este precioso espacio decorado con mucho gusto y perfecto para vivir solo o en pareja. Viene amueblado y equipado. Es un segundo real sin ascensor pero recibe mucha luz y, que no se me olvide, tiene un pequeño balcón perfecto para cafecitos de fin de semana y lecturas veraniegas.

Os va a encantar

Flecha divisoria