::frescota::

LA DOLCE VITA

Igual que Sylvia (Anita Ekberg) bailando en la Fontana di Trevi me deslizaba por este magnífico ático dúplex en Pedralbes. Acariciando a cada paso todos sus rincones y materiales. Dejando la mínima constancia de mi persona para mantener el halo de perfección que despunta en cada metro cuadrado.

Me imagino a mujeres bellas como Anita sentadas en esas salas. Perfección absoluta en aquellos tiempos en los que el protocolo aún se aplicaba y, escondido en la invitación de palabra, hacía que una cena aparentemente normal fuese una velada de casta. Las madres de la gauche divine. Tan perfectas, tan estudiadamente naturales. ¿Cómo debía ser? ¿de qué hablaban? Parece que huelo el tabaco Virginia en la sala, y puedo oír la cristalería. Rica comida, rica compañía.

A la mañana siguiente, en bata de las bonitas, danzaba por la casa para que los seis hijos no notasen la rica resaca. Siempre perfecta, siempre avanzada a su época.. así vivía ella.

Y así viviría yo en este espacio. Mimando cada rincón. Animando a mis visitantes a ponerse algo que no acostumbran a llevar para acabar de sobremesa hablando ricamente. Y como soñar es gratis, al día siguiente, con mi bata preciosa a jugar por todos lados con mis seis hijos. Me parece un sueño este piso en venta en Barcelona, de 400m2 con terrazas amplias a dos vientos.

Ahora mismo tiene cinco dormitorios, dos de ellos grandes suites y el resto con baños propios. Dos salones, comedor, gran cocina con zona de lavados y habitación de servicio. Arriba tiene una de las suites completamente independiente con salón/estudio, baño y una gran sala de juegos. Es preciosa. Ah! Y tiene cinco plazas de parking, zona comunitaria y portero 24h.

Un placer de sitio. Os gustará.

Flecha divisoria