::frescota::

EL GUSTO ES MÍO

Decía Henry Fielding que el verdadero gusto, generalmente se acompaña con la excelencia de corazón. Y así se hizo este hogar, de corazón y con muy buen gusto.

Veo muchos pisos a lo largo de mis días, pero este tiene algo. Esa personalidad con un punto rebelde o puntero como diría mi madre. Se hizo a la medida de la propietaria, una mujer con gusto y con las cosas claras en cuanto a confort y funcionalidad. Y así diseñó este piso. Con materiales nobles y una distribución confortable y funcional.

Tiene 200m2 bañados en rayos de sol. Es un quinto piso real a dos vientos con luz a raudales Importante y antes de nada, parquing en finca, algo insólito teniendo en cuenta que es de finales del XIX.

Todas las estancias reciben luz natural. Tiene cuatro habitaciones dobles, dos de ellas con baño que dan a un patio interior precioso.

La sala es enorme, llena de ventanales y con una chimenea preciosa. La cocina me encanta. Hecha de una buena marca alemana, lo que agradezco puesto que es coherente con el entorno. Realmente no tocaría nada de este precioso espacio.

La localización es insuperable y, aunque cueste creer, no se oye un alma en el piso, puesto que si en algo se obcecaron, fue en insonorizarlo. Una vez bajas,..Plaza universidad, Plaza Catalunya, Ramblas…el centro!

Imagino un sábado pululando por este luminoso, soleado, blanco y puro espacio. Disfrutando de los míos, o de mí misma. Sabiendo que estoy en medio de todo, pero en mi cúpula. Solo bajaré cuando me apetezca, y será entonces cuando, a dos pasos, lo tenga todo y a todos.

Os va a gustar,

Flecha divisoria