::frescota::

BRISA FRESCA

Qué es lo que no gusta tanto del verano? Qué es lo que nos tiene todo el año anhelando ese mes? El calor? La playa llena? Las resacas al sol? Analizando este último mes, lo que nos hace enamorarnos del verano, creo, es la brisa fresca. Esa de la siesta a la sombra en silencio. La de la espera en la caída del sol, la de la playa vacía y el baño tardío. La del amanecer tras la fiesta y desayunar comentando la noche…

Esa brisa que te recorre el cuerpo y te hace sentir libre, agradecido por tenerla ahí. Luz, silencio y brisa. Eso es lo que me ha hecho cargar pilas otra vez.

Y así me hizo sentir este piso ayer a la tarde cuando entré. Luz, silencio y brisa. Un piso de 67m2 con una habitación doble con armario empotrado y otra interior de estudio, vestidor o invitados, un baño medio reformado con una gran ducha, cocina equipada con salida a lavadero exterior y un salón comedor con una terraza de 10m2 que da a un patio de isla amplio, luminoso y silencioso. Ah…y la brisa que recorría la casa. Me entraron ganas de sentarme a leer en la terracita.

El piso viene amueblado y equipado. A dos pasos de supermercado, gimnasio y delante de un parque. Tiene calefacción de gas y dos split de aire acondicionado. Se entrega pintado y limpio.

Os gustará.

Flecha divisoria